Adorando a Dios
Instituto Biblico POC
HOME
EL ORIGEN DE LA NAVIDAD
Páginas Amigas
Contacto
Radios Cristianas on Line
GUERRA ESPIRITUAL
PASTORAL
ESTUDIOS BIBLICOS
EVANGELISMO
=> ¿A quien vas a seguir?
=> Bueyes Oprimidos
=> ¿Como ser Salvo?
=> El Dios que engaña
=> ¿Eres Libre?
=> Evangelio o Suerte
=> Las riquezas de Cristo
=> Mi Manera
=> Evangelizando por teléfono
=> No te rindas 1-2-3 (corto metraje
=> El Mensaje (Evangelio)
=> 40 OBJECIONES Y SUS RESPUESTAS
=> El Discipulado
=> En Cristo hay libertad
=> Así será mi Palabra
=> La Biblia
LA RESTAURACION
EL ESPIRITU SANTO
TV. CRISTIANA
Web Cristianas
Libro de visitantes
UNIDOS POR EL ESPIRITU
Biblia Reina Valera 1900
Reina V.1960
Estudios de la Biblia
Juegos
Más fotos
Descarga de Programas
Cuando Te sientas solo
Alex Campos
Doctrinas, Mensajes para todos
Semillas Reales
Título blogs
D.de Fe
Fono Ministerio
Contacto Iglesia Latina
Los Iluminatis,LaSecta (1ª parte)
Iluminatis,la Secta (2ªparte)
Películas
Salomón el reino dividido
REFLEXIONES
El matrimonio y Nuevo Casamiento
Diccionario
Temas en Blogs
Evangelismo dinámico
Radio on Line
Consejos
Facebook Jesús Nuestro Refugio
Título de la nueva página
Publicidad
La Fe
páginapoc
TEMAS DE IMPORTANCIA
EL CORSEL INDOMITO
Jesús pregunta quien es él
 


INSTITUTO BIBLICO CLASES
      



          BLOG ESTUDIOS


    Declaración de fe

http://www.semillasreales.es.tl/ESTUDIOS--BIBLICOS.htm
 

Evangelizando por teléfono

Capítulo Quince

Evangelizando por Teléfono

Es muy particular la forma de evangelizar por teléfono y llevar a otros a aceptar a Cristo. Siempre aprovecho los llamados de venta. Es una de mis formas favoritas cuando estoy en casa. En muchos casos, las personas suelen colgar el teléfono abruptamente y con malos modales. Aunque también muchas personas que están sufriendo, se sienten perdidas, y lejos de Dios aceptan a Cristo.

Un buen evangelista es un buen oyente.

Si usted quiere evangelizar por teléfono, necesita ser un buen oyente, y poder hacer una buena presentación del evangelio. Recuerde bien el nombre de la persona que lo llamó  y úselo en la conversación. No se apure en preguntar sobre el relacionamiento que la persona tiene con Dios. Primero, es importante establecer una comunicación de dos vías. Si usted utiliza su nombre en la conversación será más efectivo y parecerá más familiar y afectuoso. Después que la persona termina de hablar, preséntese  a sí mismo con seguridad. 

Establezca una conversación amistosa

Sea cuidadoso y no haga ningún comentario sobre posibles ordenes de venta que usted pudiera hacer, a menos que usted esté sinceramente interesado en el producto ofrecido. Cuando la persona termina con su presentación, es su turno para establecer una conversación general y amistosa. Algunas veces yo comienzo diciendo: "Yo siempre estoy interesado en la gente que llama y de dónde lo hace”. Esto me permite a mi comenzar una conversación general. Usted puede preguntarle si conoce por allí una buena iglesia. Ahora, pregúntele si es a esa iglesia a la cual él asiste. Esto establecerá si esa persona asiste a alguna iglesia. Ahora, es tiempo de comenzar a escuchar con mucho atención.

Guíelos en oración

Sus respuestas son muy importantes. Si usted se da cuenta que la persona demora en responderle o siente dudas, ayúdela preguntándole: "¿O sea que usted no está bien con Dios justamente ahora? Algunas veces, cuando las personas demoran su respuesta, puede significar que no tienen en claro cuál es la real condición de sus vidas. Algunas de estas personas han hecho una decisión por Cristo, pero se apartaron, y ahora tienen muchas dudas, si realmente Dios los perdona o no. ¡Qué oportunidad para guiarlos de nuevo a Cristo y a la salvación! Ahora dígale: "Haga esto por favor, ore conmigo y pídale a Dios que lo ayude y lo guíe". Entonces, yo hago una oración general y luego le pido a Dios que el Espíritu Santo le traiga convicción de pecado y que abra su corazón a Cristo por medio de la oración. Esté seguro que cuando la persona repita esa oración, el Espíritu Santo estará obrando en su vida. Deje que el Espíritu Santo lo guíe. Recuerde que usted nunca tendrá una condición ideal para testificar.  Utilice las oportunidades que tenga.

Si la persona no quiere orar por teléfono, ni tampoco que usted ore por ella, discúlpese diciéndole: "Quiera Dios bendecirlo a usted y permitir que lo conozca”. Antes de colgar el teléfono, usted pídale a Dios que toque esa vida.  Yo tengo dos líneas telefónicas en mi casa, y es interesante cuando la persona llama de nuevo por la otra línea y recuerda lo que habló conmigo anteriormente. Algunas veces cuando se da este segundo llamado, resulta en un compromiso por Cristo. Otras veces, esta es la manera de cerrar con la persona un tiempo de testimonio. Lo cierto es que aunque la persona no acepte a Cristo, quedó sembrada en su corazón la semilla del evangelio.

Un ejemplo 

Una tarde, llamó alguien que se llamaba Natán, y llamaba desde Iowa. Vendía seguros de vida y yo aproveché la conversación para hablarle de Cristo. Yo espero que esta historia le de un ejemplo de cómo una simple conversación puede cambiar la vida de alguien. 

Necesitamos ser consistente en nuestro testimonio por Cristo. Demasiadas veces perdemos oportunidades de hablarles a las personas de Cristo. En este testimonio, yo aprendí algunas cosas que fueron muy interesantes. Primero, permití que Natán compartiera conmigo cuál había sido el motivo de su llamado. Yo le dije que tenía toda mi vida asegurada con todo lo que yo pudiera necesitar. Seguidamente, yo le pregunté si él era cristiano y use su nombre varias veces en la conversación para hacerla más personal. El dijo que cuando era chico había hecho una decisión por Cristo, pero que ahora no estaba tan en comunión con Dios como el quisiera estarlo. También, el me contó algo de su vida, y de la oportunidad que había tenido de ir a Arizona para misionar.

Yo ore por Natán y le conté lo que Dios estaba haciendo en los corazones en las calles. El decidió rededicar su vida a Cristo, y también tomó decisión de participar en un viaje misionero. En unos pocos minutos con Natán, alguien con quien nunca me encontré personalmente, resultó en alguien que volvió al Señor. Es muy importante que tratemos de hablar al corazón de las personas con quienes hablamos. Yo alabo al Señor por la oportunidad de compartir Su glorioso evangelio.

Natán compartió conmigo una historia de alguien que trabajó con él y que era un fiel testimonio del poder de la palabra de Dios. El dijo que a su amigo lo llamó una señorita en California quien trató de hablarle de Cristo. Su amigo se burló de ella y después se lo contó a su compañera de trabajo.  Al siguiente día, su compañera de trabajo le dijo a su amigo que ella había entregado su vida a Cristo a raíz de lo que el le había contado, que le había dicho la señorita en California. La palabra de Dios es poderosa y nunca vuelve vacía. Esta fue transmitida por una persona inconversa a otra, de tal manera que ambos fueron salvos. Sí, es la palabra de Dios que tiene poder para salvación a todo aquel que cree.

Romanos 1
16
Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.  

Nosotros simplemente somos los mensajeros. Comencemos a testificarle también a todos los vendedores que nos llaman por teléfono, y tengamos paciencia con aquellos que se cruzan en nuestras vidas. Aunque sea una interrupción en su diario vivir, puede ser una oportunidad para testificar de Cristo. Cuando suene el teléfono nuevamente, hable de Cristo con alguien.

Lección Quince

Grupo de Discusión

1.      Considere sobre las oportunidades que usted tiene de testificar por teléfono y cómo lo piensa hacer.

2.       Ensaye algunas formas de conversación general por teléfono con alguien desconocido.

Estudio Bíblico

1. Encuentre referencias Escriturales donde la persona escuchó el evangelio de una persona, pero recibió a Cristo por otra. (Juan 4:37-38).

Tareas Opcionales

1. Testifique de Cristo al próximo vendedor que lo llame por teléfono.

Capítulo Dieciséis

Escrituras Redentoras

Es siguiente pasaje Bíblico lo ayudará a compartir apropiadamente con los nuevos convertidos.

El hombre fue creado con la capacidad de elegir. Cuando Adán pecó, cada persona desde ese momento nació muerto espiritualmente.
Romanos 5
12
Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Pero en un solo Hombre todos podemos ser justificados.

Romanos 5
19
Porque así como la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también pro la desobediencia de uno, los muchos serán constituidos justos. 

Nuestra redención solo tiene que ver con la identificación del sacrificio de nuestro Señor Jesucristo.

Hebreos 12
2
Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de dios. 

Cristo fue concebido por el Espíritu Santo.
Lucas 1
35
Respondiendo el ángel , le dijo, El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el  poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.

Jesús se despojó a sí mismo de Sus divinos privilegios.
Filipenses 2
7
Sino que se despojó  as sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 

Satanás  no tiene ninguna demanda Legal en contra de Jesús.
Juan 14
30
No hablare ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí.

Jesús tomó nuestros pecados.
Corintios 5
21
Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

El tomó nuestra maldición.
Gálatas 3
13
Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero). 

Nosotros somos nuevas criaturas en Cristo.
Corintios 5
17
De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 

El Mensaje de Cristo
Hechos de los Apóstoles 13
25
Mas cuando Juan terminaba su carrera, dijo: ¿Quién pensáis que soy? No soy yo él; mas he quí viene tras mí uno de quien no soy digno de desatar el calzado de los pies.

26 Varones hermanos, hijos del linaje de Abraham, y los que entre vosotros teméis a Dios, a vosotros es enviada la palabra de esta salvación..

27 Porque los habitantes de Jerusalén y sus gobernantes, no conociendo a Jesús, ni las palabras de los profetas que se leen todos los días de reposo, las cumplieron al condenarle

28 Y sin hallar en él causa digna de muerte, pidieron a Pilato que se le matase.

29 Y habiendo cumplido todas las cosas que de él estaban escritas, quitándolo del madero, lo pusieron ene el sepulcro.

30 Mas Dios le levantó de los muertos.

Hebreos 9
12
Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.

13 Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, 

14 ¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?

                                                                      

 

 

                                                                  EL MENSAJERO


Hoy habia 21 visitantes¡Aqui en esta página!
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=