Adorando a Dios
Instituto Biblico POC
HOME
EL ORIGEN DE LA NAVIDAD
Páginas Amigas
Contacto
Radios Cristianas on Line
GUERRA ESPIRITUAL
PASTORAL
ESTUDIOS BIBLICOS
EVANGELISMO
=> ¿A quien vas a seguir?
=> Bueyes Oprimidos
=> ¿Como ser Salvo?
=> El Dios que engaña
=> ¿Eres Libre?
=> Evangelio o Suerte
=> Las riquezas de Cristo
=> Mi Manera
=> Evangelizando por teléfono
=> No te rindas 1-2-3 (corto metraje
=> El Mensaje (Evangelio)
=> 40 OBJECIONES Y SUS RESPUESTAS
=> El Discipulado
=> En Cristo hay libertad
=> Así será mi Palabra
=> La Biblia
LA RESTAURACION
EL ESPIRITU SANTO
TV. CRISTIANA
Web Cristianas
Libro de visitantes
UNIDOS POR EL ESPIRITU
Biblia Reina Valera 1900
Reina V.1960
Estudios de la Biblia
Juegos
Más fotos
Descarga de Programas
Cuando Te sientas solo
Alex Campos
Doctrinas, Mensajes para todos
Semillas Reales
Título blogs
D.de Fe
Fono Ministerio
Contacto Iglesia Latina
Los Iluminatis,LaSecta (1ª parte)
Iluminatis,la Secta (2ªparte)
Películas
Salomón el reino dividido
REFLEXIONES
El matrimonio y Nuevo Casamiento
Diccionario
Temas en Blogs
Evangelismo dinámico
Radio on Line
Consejos
Facebook Jesús Nuestro Refugio
Título de la nueva página
Publicidad
La Fe
páginapoc
TEMAS DE IMPORTANCIA
EL CORSEL INDOMITO
Jesús pregunta quien es él
 


INSTITUTO BIBLICO CLASES
      



          BLOG ESTUDIOS


    Declaración de fe

http://www.semillasreales.es.tl/ESTUDIOS--BIBLICOS.htm
 

El Discipulado


                                

  

             EL DISCIPULADO                                    

        INDICE:

 

 

 

 

 

   Introducción

 

  1.-  El discipulado y el llamamiento.

 

  2.-  El discípulo y la cruz.

 

  3.-  El discípulo y la renovación de la mente.

 

  4.-  El discípulo y la confesión (la lengua).

 

  5.-  El discípulo y la evangelización.

 

  6.-  El discípulo y la disciplina (preparación personal).

 

  7.-  El discípulo y el matrimonio.

 

  8.-  El discípulo y la economía.

 

  9.-  El discípulo y el servicio.

 

10.-  El discípulo y el amor.

 

        Apéndice y conclusión.

 

        Preguntas y respuestas

  

 

INTRODUCCION.

 

En el N.T. encontramos diversos nombres para el discípulo de Jesucristo, así como diversos tipos de discípulos.

 

Cristianos, por primera vez en Antioquia  (Hch.11:26).

Testigos, se usa en el comienzo de la iglesia cristiana 

(Hch.1:8;  1:22;  2:32; 3:15; 5:32).

Santos, se usa también este término  (Hch.9:32,41).  Pablo lo menciona mucho al comienzo de sus cartas.  (2 Cor.1:1)  (Ef.1:1)  (Fil.1:1)  (Col.1:1).

 

De estos nombres el que más se usa en los evangelios y en el libro de los Hechos es el de "discípulos".  Discípulos del Maestro de Galilea.

De la misma manera, encontramos también dos diferentes tipos de discípulos: los verdaderos y los temporales o circunstanciales.  Estudiaremos los primeros.

 

El Maestro llama a ciertas personas concretas, no muchas.  Luego obra milagros, sanidades y prodigios y les enseña los principios del Reino de Dios.  Las multitudes comienzan a seguirle y estos también son llamados al discipulado.

 

La meta de la gran comisión es hacer discípulos.  (Mt.28:18-20).

 

El Señor aprovechó la oportunidad de las multitudes reunidas para enseñarles acerca del Reino de Dios.  Los que oyen, reciben, creen y ponen en práctica la palabra seguirán el camino del discipulado; mientras que los que no reciben, ni digieren la palabra quedarán postrados en el camino.  (Mt.7:24-29)  (Jn.6:60-69).

 

Dios lleva a cabo Su obra en este mundo por medio de ese grupo pequeño de discípulos incondicionales, que enfrentan el camino de la cruz y la negación de si mismos.

 

Ejemplos:

 

a)  Gedeón y los 300 hombres.  (Jue.7:1-7).

      Fueron desechados los temerosos y los que no pasaron la prueba.

b)  Elias, Eliseo y los profetas.  (2 R.2:1-15).

 

El Señor hace la selección de estos hombres y mujeres mediante las demandas del discipulado.  Estas demandas las encontramos resumidas en Lc.14:25-33.

 

a) Más importante que los sentimientos y lazos familiares. (14:26)     

  b)  Más importante que mi propia vida.  (14:26)  (Gá.2:20).

  c)  La senda de la cruz y el seguimiento.  (Mt.7:13).

  d)  Más importante que las posesiones de este mundo. (Fil.3:7-10).

              

            Posesiones materiales.

            Mis propios argumentos y filosofías.

            Mi vieja vida.

            Mis capacidades humanas.

 

Todo esto ha de estar bajo el señorío de Cristo en mi vida.  La vida del discípulo se identifica por estar caminando bajo el señorío de Cristo y Su voluntad.

"Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mi; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cuál me amó y se entregó a si mismo por mi".  (Gá.2:20).

 

Parecen muy duras las demandas del discipulado, pero Jesús es nuestro ejemplo en todo y también en este aspecto.

El dió todo, se despojó de lo que era  (Fil.2); y pide lo mismo de sus seguidores.  Nada menos. El fue exaltado hasta lo sumo.  El discípulo será exaltado cuando fuere tiempo.  (1 P.5:6). 

 

Veamos lo que ocurrió con los discípulos del Señor:

 

  a)  Eran hombres decididos, aunque tenían debilidades humanas.

  b) "Metieron la pata" muchas veces:

           Pedro  (Mt.16:21-23).

           Juan y Jacobo  (Mt.20:20-28).

           Todos  (Mt.16:5-12)  (Mt.19:13-15).

  c)  Fueron reprendidos por el Señor.  Amonestados.

           Los dos de Emaús  (Lc.24:25-27).

           Por amor  (He.12:5-11).

  d)  Sintieron el temor a su decisión de seguir en pos del Maestro.

           Cuando Jesús fue detenido  (Mt.26:56).

e)         Llegaron a la extenuación por los caminos polvorientos; sintieron el frío, el  calor.      

           En Samaria  (Jn.4:3, 4, 8,31-34).

           Sin descanso  (Mr.6:30-35).

  f)  Se atrevieron a poner a prueba su fe en Dios y Sus promesas.

           Pedro  (Mt.14:27-33).

            Los discípulos  (Hch.4:29-31) con (Mr.16:15-20).

 

           ... PERO ESTOS TAMBIEN...

 

  a)  Vieron la gloria de Dios.  (Lc.9:28-36).

  b)  Fueron defendidos por el Señor.  (Mt.12:1-8)  (Mt.15:1-20)

  c)  Les fue dada autoridad para sanar.  (Mt.10:1).

  d)  Les fue dado poder sobre los demonios.  (Lc.9:1)

  e)  Sus nombres fueron escritos en el Libro de Vida. (Lc.10:17-20)    

  f)   Fueron llenos del Espíritu  Santo.  (Hch.2:4).

  g)  Influyeron en todo el mundo conocido. (Hch.17:6,7) (He.12:1)

         h)  Tuvieron la revelación de Dios.  (Mr.4:10,11, 33,34)  (Jn.15:15)          

 

No se puede pretender vivir en esto último sin pasar por lo primero que hemos mencionado. Aquellos hombres del vulgo, comunes, con una vida monótona (pescadores, cobradores de impuestos, etc.), entraron a formar parte de un plan glorioso para todos los siglos.  Han sido un ejemplo para el mundo, una bendición; y ahora están en el gozo de su Señor.  Todo ello porque un día respondieron afirmativamente y en plenitud al llamado del Señor.

 

Dios busca, hoy también, esa clase de hombres  (Mt.9:35-38), para llevar a cabo Su Plan en nuestros días.  ¡Que respuesta vamos a darle!

El Señor pasa revista a sus tropas para la batalla.  ¡Estarás dispuesto!  (Is.13:3,4).

 

"¿A quién enviaremos y quién irá por nosotros"... (Is.6:8) a los pueblos y provincias de España que faltan por evangelizar?

 

A continuación veremos algunas áreas en la vida del discípulo.

 

 

I.-  EL DISCIPULO Y EL LLAMAMIENTO.

 

El comienzo en la vida del discipulado es el llamamiento. Este llamamiento es de Dios, nunca de los hombres, ni de comités, ni organizaciones.

 

 Dios toma la iniciativa.  (Jn.15:16).

 

Nos escoge antes de la fundación del mundo.  (Ef.1:4)  (Ro.8:29-30)  (Jer.1:5).

 

 Nos aparta desde el vientre de la madre.

 

Ejemplos:      a)  Israel  (Is.49:1-3).

           b)  Moisés  (Ex.2:1-10).

           c)  Sansón  (Jue.13:2-5, 24,25).

           d)  Samuel  (1 S.1:10, 11,20-28).

           e)  Isaías  (Is.49:5).

           f)  Juan el Bautista  (Lc.1:13-15).

g) Jesús.  (Mt.1:21).

 

 Luego cada uno de nosotros respondemos a ese llamado.  (Mt.4:18-22)  (Mt.9:9)  (Hch.9:1-6, 15,16)  (Hch.22:6-16).

 

 Ese llamamiento comienza a funcionar, trabajando y sirviendo.  (Hch.9:20).

 

La iglesia confirma el llamado mediante la dirección del Espíritu.  (Hch.13:1-4).

 

En todo este proceso, nuestra propia voluntad es una parte esencial para el buen desarrollo del llamado de Dios.

 

Muchos pusieron obstáculos y "peros" al ser llamados.

Ejemplos:    a)  (Moisés)  "Señor, soy tartamudo"  (Ex.4:10-12).

           b)  (Jeremías)  "Señor, no se hablar, soy niño"  (Jer.1:6).

c)  (Jonás) "Huyó de la presencia de Dios" (Jon.1:3).

 

Otros rechazaron el llamado por diversas causas.

Ejemplos:      a) (El joven rico)  "Se fue triste porque tenia muchas   posesiones"   (Mt.19:22).

b) (Un escriba)  "Señor, te seguiré a donde quiera que vayas.  Jesús le dijo: El Hijo del Hombre no tiene donde recostar la cabeza".  (Mt.8:19,20)  (Lc.9:57,58).

c) (El señor tardío)  "Señor, déjame que primero entierre a mi padre.  Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a los muertos; y tu ve y anuncia el reino de Dios".  (Lc.9:59,60).

d) (El sentimental)  "Te seguiré, Señor; pero déjame que primero me despida de mis familiares.  Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira atrás, es apto para el reino de Dios".  (Lc.9:61,62).

 

Y otros respondieron inmediatamente el llamado del Señor.

Ejemplos:      a) (Eliseo)  "Dejando los bueyes vino corriendo en pos de Elías.. Después se levantó y fue tras Elías, y le servia".

(1 R.19:19-21).

           b) (Isaías)  "Heme aquí, envíame a mi"  (Is.6:8).

c) (Pedro y Andrés)  "... Dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron"  (Mt.4:22)  (Lc.5:11).

e) (Mateo)  "Y dejándolo todo, se levantó y le siguió"  (Lc.5:28).

           f)  (Pablo)  "Señor, ¿Qué quieres que yo haga?"  (Hch.9:6).

 

Es importantísimo el comienzo de la conversión.  Una respuesta clara y radical rompe con la vieja vida y los vicios.  Aunque seamos llamados "fanáticos", habrá una base firme para el futuro.  Luego vendrá el equilibrio, cuando estemos más afirmados en la fe.

 

 

II.-  EL DISCIPULO Y LA CRUZ.

 

Todos sabemos que este término se a malinterpretado muchísimo. Para muchas personas llevar la cruz tiene que ver con una enfermedad, un problema en la familia, etc.  Pero, nada de eso tiene que ver con el significado bíblico en la vida del discípulo. Jesús dijo en varias ocasiones que es un requisito previo para comenzar en el discipulado. “El que no lleva su cruz... no puede ser mi discípulo".

 

Que significa llevar la cruz.

 

Alguien lo ha definido de la siguiente manera: "La cruz es el emblema de la persecución, la vergüenza y el abuso que el mundo cargó sobre el Hijo de Dios, y que el mundo cargará sobre todos aquellos que elijan ir en contra de la corriente".

 

1.-  La cruz significa decir la verdad en todo momento, andar en la luz y reprender las obras de las tinieblas.  (Ef.5:7-12).

2.-  La cruz significa no avergonzarse del Señor delante de los hombres.  (Lc.12:8,9).

3.-  La cruz es locura para muchos (incluidos cierto tipo de creyentes), pero para nosotros es poder de Dios.  (1 Co.1:18).

4.-  La cruz vacía nos habla de la victoria del Señor sobre el pecado y Satanás.  (1 Jn.3:5,8).

5.-  La cruz nos habla de que hemos sido redimidos de la maldición de la ley, para que en Cristo Jesús nos alcanzase la bendición de Abraham.  (Gá.3:13,14).

 

  Lo que significó para Pablo.

 

1.- Persecución.  (Gá.6:12;  5:11).

2.- Muerte al mundo.  (Gá.6:14).

3.- Una larga lista de sufrimientos. (2 Co.6:3-10) (2 Co.11:23-28).

 

 ¿Cuántos estamos dispuestos a caminar por esta senda de la cruz?  Jesús dijo: "El que no lleva su cruz... no puede ser mi discípulo".  (Lc.14:27). Hay los que quieren ser discípulos sin andar en el camino de la cruz.  Buscan, más bien, la gloria del mundo y de los hombres que la gloria de Dios.  (Jn.12:42,43)  (Gá.1:10).

 

Razones para llevar la cruz.

 

1.- Saber quién es Jesús. Muchos no le conocieron y volvieron atrás.

"¿A quién iremos?  Tú tienes palabras de vida eterna.  Y nosotros hemos creído y conocido que tu eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente".  (Jn.6:68,69).

2.- "Si somos muertos con Él, también viviremos con Él.  (2 Tim.2:11)  (Jn.12:24-26)  (Mt.10:39;  16:25)  (Mr.8:35).

3.- "Si sufrimos, también reinaremos con Él". (1Tim.2:12)  (Lc.22:29,30)  (Mt.19:28)  (Mt.25:34)  (Ap.20:4).

4.- "Tenia la mirada puesta en el galardón".  (He.11:24-26)  (Mt.5:11,12)  (Ap.11:12)  (2 Co.5:10)  (1 Co.3:8,14).

5.-  Por amor.  (Lc.7:36-50).

 

Hay un por qué hacer las cosas en el Reino de Dios. Hay resultados y consecuencias en nuestras vidas que tienen un alcance eterno.  Estamos tejiendo el vestido de lino fino, que son las acciones justas de los santos.  (Ap.19:8)  (Ef.2:10).

 

 

III.-  EL DISCIPULO Y LA RENOVACION DE LA MENTE.

 

Para entender la renovación de la mente y como se efectúa, analicemos un poco otra propiedad del espíritu humano: La conciencia.

 

Nota: El diccionario de la Lengua Española hace una diferenciación entre mente y conciencia, aunque en nuestro estudio veremos que van muy unidas y a veces es difícil separarlas. La mente es situada en el alma, "Potencia intelectual del        alma"; y la conciencia en el espíritu, "Propiedad del espíritu humano". La Biblia en Tito, 1:15 las separa. "Hasta su mente y su conciencia están corrompidas".

Conciencia: Conocimiento interior del bien que debemos hacer y del mal que debemos evitar.

 

Ahora bien, la conciencia necesita tener una regla fija por la cual guiarse y poder realizar su función lo más correctamente posible.

Los hombres eligen sus propias reglas de conciencia según sean sus ideas políticas, filosofías, culturales, sociales, etc.  Sin embargo, Dios nos ofrece una alternativa y una salida para éste conflicto: Su Palabra escrita.

 

"La Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, redargüir (convertir el argumento contra el que lo hace), corregir, instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra".  (2 Ti.3:16,17).

 

Los que tomamos esta regla como guía  para nuestra conciencia, tendremos una percepción bien cercana a la verdad; ya que está fundamentada en el pensamiento de Dios, tres veces Santo, que conoce con perfección lo que es bueno y lo que es malo.  Dios, el Creador, sabe con certeza lo que beneficia y daña al hombre.  Al igual que el diseñador de un reloj, sabe lo que le vine bien o mal porque conoce el material empleado.

 

El que tiene por regla de su conciencia la Palabra de Dios, alcanzará la sabiduría y el entendimiento.  (Sal.111:10;  119:97-104)

 

He aquí la importancia para los cristianos de alimentarnos de las Escrituras de Dios.  Por ellas discerniremos lo bueno de lo malo, y conoceremos la voluntad de Dios.  (He.5:13,14)  (Ro.12:2)  (Col.3:16).

 

Cada persona que viene a los pies de Cristo para alcanzar la salvación, trae consigo un cúmulo de experiencias, pensamientos, y mala conciencia que necesitan ser restaurados, renovados y limpiados.

 

    Como ser limpio de la conciencia.  (He.10:1-22).

 

1.-  Por la sangre de Jesús.  (He.9:13,14)  (1 Jn.1:7).

2.- Día a día por la palabra.  (Jn.15:3)  (Jn.13:10)  (Jn.17:15-19)  (Ef.5:26).

3.-  En la comunión con el Señor.  (2 Co.3:18)  (1 Jn.1:7).

4.- En la comunión y renovación del Espíritu Santo.  (2 Co.13:14)  (Tit.3:5).

5.-  En la esperanza de la venida del Señor.  (1 Jn.3:1-3).

 

Así entramos en la importancia de vivir en la renovación de la mente.

 

La mente renovada.

 

Es la mente del creyente  (1 Co.2:16), y además está en un proceso de renovación continua.

Es un mandato de Dios.  (Ro.12:2)  (Ef.4:23)  (Fil.4:8).

Nuestra meta es alcanzar los pensamientos de Dios.  (Is.55:8,9).

Hemos de disponer nuestra voluntad:

 

·                                                   "Renovaos"... (Ef.4:23).

·                                                   "Transformaos"... (Ro.12:2).

 

Así nace una mente según Dios, y como consecuencia una confesión correcta, de fe, positiva..

"De la abundancia del corazón (mente, ver Mt.15:19), habla la boca".  (Mt.12:34)  (Lc.6:45).

Teniendo esta base, veremos la importancia de la confesión.

 

 

IV.-  EL DISCIPULO Y LA CONFESION  (La lengua).

 

El discípulo de Jesucristo tiene una gran responsabilidad de lo que habla, predica y enseña.  El Señor dijo en Mt.12:36,37, que daremos cuenta de cada palabra ociosa (vana, inútil) que hallamos dicho.  Y Pedro nos dice que, si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios".  (1 P.4:11).

 

  La lengua: Un miembro pequeño.

 

Debemos prestarle mucha atención (Ef.4:25,29).  Debemos ponerla bajo el control del Espíritu Santo para servir a Dios (Ro.6:15-23). Es un miembro pequeño, pero capaz de realizar grandes cosas; tanto buenas como malas (Stg.3:1-12) El sabio Salomón dio mucha importancia a la lengua en Proverbios  (Pr.18:21).

 

             Una nueva forma de hablar.

 

Hemos sido hechos nuevas criaturas (2 Co.5:17), "las cosas viejas pasaron, y todas fueron hechas nuevas". También hay una nueva forma de hablar para el hombre renovado y renacido, el discípulo de Jesús.

Haremos un análisis de Ef.4:17 hasta 5:20 y algunos otros pasajes.

 

(4:17)  "... Ya no andéis como los demás, que viven en la vanidad de su mente.

(4:22)  "Despojaos del viejo hombres con sus hechos".

(4:23)  "Renovaos en vuestra mente"

(4:24)  "Vestíos del nuevo hombres" y su forma de vivir, su forma de hablar.

 

A partir de aquí veremos lo que tiene que ver con hablar.

 

(4:25)  "Desechando la mentira, hablad la verdad".  Es el primer paso, la primera lección que debemos aprender.

(4:29)  "Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca...”

No hablemos cualquier cosa.  Sepamos también quién está escuchando.

"... Sino la que sea buena para la necesaria edificación y bendición de los oyentes".

(4:30)  "No contristéis al Espíritu Santo".  ¿Cómo podemos hacerlo?.  Con una mala forma de hablar.

(4:31)  Aquí vemos que hay un proceso ascendente que comienza con poca cosa y acaba en gritos.

 

           Amargura = enojo

           Enojo = ira

           Ira = gritería (hablamos a gritos sin control)

 

(5:4)  "Ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías".

Truhanería = Acción de un truhán

Truhán =  La persona sin vergüenza, que vive de engaños y estafas.  Persona que con bufonadas, gestos, o cuentos, procura hacer reír... y siempre a costa de otro. "Antes bien: Acciones de gracias".  Alabar a Dios por tanto que debemos agradecerle.

 

(5:15)  "Mirad, pues, con diligencia como andéis (o como habláis), no como necios, sino como sabios".

 

(5:18-20)  "sed llenos del Espíritu Santo" ¿Cómo?  Hablando con salmos, himnos, cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor, dando siempre gracias.

 

(Col.4:6;  3:8)  "Vuestra palabra sea con gracia"  "Sazonada con sal".  Que tenga buen sabor.

 

(1 Tes.4:13-18)  "Alentaos los unos a los otros con estas palabras.  ¿Qué palabras?  Hablar de la venida del Señor y nuestro encuentro con Él  en ese día de gloria.

 

Este tema lo hemos convertido más en un punto de discusión, por las diferentes tendencias escatológicas, que en algo que nos trae bendición y regocijo al comentarlo.

 

 

V.--  EL DISCIPULO Y LA EVANGELIZACION.

 

Una de las partes principales en la vida del discípulo es la de compartir el mensaje de Dios. Cuando Jesús escogió a los doce, uno de los propósitos que Él tuvo fue "para enviarlos a predicar".  (Mr.3:13-15).

Los discípulos se convirtieron en testigos de lo que habían visto y oído, después de Pentecostés.  (Hch.1:8;  2:32;  5:32)  (1 Jn.1:1-3)  (Mr.5:18-20).

Cuando Pablo se convirtió, "enseguida predicaba a Cristo".  (Hch.9:20).

Este es un principio para todo nuevo convertido.  El hacerlo así romperá más pronto con la vieja vida, y el desarrollo espiritual vendrá más rápido.

 

Somos cartas abiertas.  (2 Co.3:2-3).

Nuestra manera de vivir es una forma de dar testimonio a los demás.  La vida de santidad.  Somos la luz del mundo.  (Ef.5:8-13)  (Ro.13:11-14).

Al dar testimonio hemos de compartir las palabras de Dios, no las nuestras propias.  (Hch.4:29,31;  8:4, 5,25;  13:5,7)

Que los testimonios sean Cristo-céntricos. Veamos el ejemplo de Pablo:

 

 

 

  a)  La vida vieja,  cómo era antes.  (Hch.26:4-8)  (Hch.26:9-11).

  b)  La conversión.  (Hch.26:12-18).

c) La vida nueva, cómo vivimos ahora y que tenemos.        (Hch.26:19-23).

 

La parte más importante es como vivo ahora; qué tengo que antes no tenia.  Cristo debe ser el centro del testimonio y recibir toda la gloria.

La evangelización es parte de la armadura de Dios que Él nos ha dado para vencer al enemigo.  (Ef.6:15).

España es un gran desafío para cada uno de nosotros, que estamos siendo llamados por el Señor en estos últimos tiempos.

La capacidad para la evangelización está en el Espíritu Santo, El es el poder de Dios para hacernos testigos vivos, valientes y eficaces.

 

 

VI.-  EL DISCIPULO Y LA DISCIPLINA  (Preparación personal).

 

La disciplina personal en la vida del discípulo es vital para conseguir sus objetivos.  Necesitamos aplicarnos la auto-disciplina en diferentes áreas de nuestra vida.  Luego veremos algunas. Hemos de cuidar de nosotros mismos.  (Lc.17:3;  21:34)  (1 Ti.4:16)  (2 Jn.8).

Pablo nos habla de la disciplina comparándola con la de un atleta.  (1 Co.9:24-27). "Todo aquel que lucha, de todo se abstiene...”

Derechos propios, legítimos, pero por causa de la carrera... se abstiene.

"Golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre...” El cuerpo sirviendo al espíritu y no al contrario.

Auto-disciplina. Controlar los caprichos del cuerpo.  (1 P.2:11)  (Gá.5:17).

La vida del atleta nos enseña disciplina, abnegación, esfuerzo, constancia, lucha legitima (ateniéndose a las reglas establecidas para no ser descalificado).

Pablo también toma la figura del soldado para enseñarnos acerca del discipulado.  (2 Ti.2:3,4).

El soldado es el ejemplo para entender la lucha espiritual.  Un soldado se prepara, es adiestrado, tiene armas que debe conocer y saber usar.  (Ef.6:10-20).  Necesita valentía  (Jos.1:6, 7, 9,18);  un soldado vive bajo autoridad, se somete a la voluntad y dirección del superior para el logro de un objetivo común.  (Mt.8:9)  (Lc.7:8).

La otra figura que usa Pablo es la del labrador.  (2 Ti.2:6). El labrador trabaja duramente  (Ecl.11:1-6). Tiene paciencia para esperar el fruto  (Stg.5:7)  (Gá.6:9). Confía plenamente en el rendimiento de su esfuerzo y trabajo  (Is.55:10-12).

 

Veamos ahora algunas cosas en las que necesitamos preparación y disciplina:

 

Lectura y estudio de las Escrituras.

 

Es algo primario y además continuo en toda nuestra vida. Hay muchos lugares en la palabra que nos llevan a esta gran verdad.

 

 

 

Ejemplos:

1.-  David  (Sal.1:1-3).

2.-  Para los reyes  (Dt.17:18-20).

3.-  Josué  (Jos.1:8).

4.-  Es un encargo de Jesús  (Jn.5:39).

5.-  Es un encargo de Pablo  (Col.3:16).

 

Oración y ayunos.

 

Va unido, prácticamente, a la lectura y estudio de la Palabra.

 

Ejemplos:

1.-  Daniel  (Dn.6:10;  9:3;  10:2,3).

2.-  Nehemias  (Neh.1:4).

3.-  Jesus  (Mr.1:35)  (Lc.4:42)  (Mt.4:2)  (Jn.4:31-34).

4.-  Ana, hija de Fanuel  (Lc.2:36-38).

5.-  Pablo y otros  (Hch.13:1-3).

6.-  En la vida del cristiano  (Mt.6:5,16).

 

   Aprovechar bien el tiempo.

 

La Biblia nos dice que debemos aprovechar bien el tiempo.  (Ef.5:16)  (Col.4:5) Nuestro tiempo pertenece al Señor.  Vivimos para Él.  (Ro.14:7-9)  (2 Co.5:14,15).  Todo lo que hacemos es para el Señor, (Col.3:17, 23,24);  también le ofrecemos como ofrenda de lo recibido, horas concretas para Dios.

Tenemos un enemigo que lucha para que nosotros le robemos tiempo a Dios: La Pereza. "Hace caer un profundo sueño"  (Pr.19:15) "Nos lleva a una vida de necesidad y pobreza"  (Pr.6:6-11;  24:30-34;    26:13-16).

 

 

VII.-  EL DISCIPULADO Y EL MATRIMONIO  (2 Co.6:14-16).

 

Veremos algunos aspectos importantes brevemente.

El matrimonio tiene una influencia muy importante en la vida del discípulo. El éxito del discípulo depende del éxito del matrimonio.

Muchos discípulos llamados por el Señor han fracasado porque su pareja tenía otro sentir y propósito en la vida.

Es importantísimo unir propósitos en el matrimonio. Un matrimonio funcionando será una base firme para el desarrollo de un ministerio eficaz. Será una célula abierta para enseñar, orar y salvar a otros. Muchos encontrarán refugio y consolación.

Hay que luchar y cuidar el matrimonio.  El enemigo tiene una guerra fuerte hoy contra lo que Dios ha instituido. Se multiplican los divorcios, malos tratos, adulterios, etc.

Hemos de entender que cuidar el matrimonio es cuidar la vida discipular; es hacer la voluntad de Dios.  (Mal.2:13-16, leer en versión "Dios habla hoy").

 

 

Encontramos algunos matrimonios en la Biblia, interesantes:

 

Ejemplos: Aquila y Priscila.

 

Pablo se hospedó en su casa  (Hch.18:2,3).

Acompañaron a Pablo a Efeso  (Hch.18:18, 19,24-28).

Allí conocieron a Apolos.

Estaban todavía cuando Pablo escribe 1 Corintios (16:19)

Luego regresaron a Roma  (Ro.16:3,4).

Más adelante están otra vez en Efeso  (2 Ti.4:19).

Sirvieron en varias ciudades a la iglesia primitiva.

 

 

VIII.-  EL DISCIPULADO Y LA ECONOMIA.

 

Vida de fe y confianza.

 

El discípulo necesita aprender a vivir una vida de fe y confianza en cuanto a las necesidades materiales (Mt.6:25-34)  (Fil.4:6,7). Pablo aprendió a vivir en la abundancia y también en la escasez (Fil.4:10-12). El discípulo mira a Dios y no a los hombres para sus necesidades de todo tipo.  Pide a Dios y no a los hombres.

 

Aprendiendo a dar.

 

Una buena manera de aprender a recibir es aprender a dar. Es una ley espiritual.  (Lc.6:38)  (Mal.3:10,11)  (Fil.4:14-19).

 

Veamos la enseñanza de Pablo al respecto en   2 Co.9:5-15.

 

  1.-  Generosidad, no exigencia  (9:5).

  2.-  Sembrar escasamente = Segará escasamente  (9:6).                          3.-  Sembrar generosamente = Segará generosamente  (9:6).

  4.-  Dar con el corazón alegre  (9:7).

5.-  Poderoso es Dios para que abunde todo lo suficiente  (9:8).

  6.-  Dios proveerá, multiplicará, aumentará los frutos  (9:10).

  7.-  Enriqueciéndoos en todo  (9:11).

  8.-  Abunda en acciones de gracias  (9:12).

  9.-  Obediencia al evangelio.  Es parte del evangelio  (9:13).

 

 

                              España lo necesita

 

La comprensión de esta gran verdad es una de las grandes prioridades de la iglesia en España hoy.

El discípulo del Señor necesita entender y vivir en este ministerio (Ro.12:8). Necesitamos depender de nosotros mismos en lo económico y no vivir hipotecados con los recursos misioneros.

Para que una iglesia crezca y se multiplique necesita vivir en dos verdades fundamentales. Una es aprender a dar a Dios y la segunda es aprender a enviar misioneros a otros lugares. En ambos el principio espiritual es el mismo, sembrar, dar, generosidad...

 

Tomemos el ejemplo de las iglesias en Macedonia (2Co.8:1-7). En esa región había ciudades como Filipos, Neápolis, Tesalónica o Berea, lugares donde penetró el evangelio de la mano del apóstol Pablo (Hch.16:11,12; 17:1,10). Estas ciudades el apóstol las pone como ejemplo a las demás iglesias. Sobresalían por su servicio en las ofrendas para los santos de Jerusalén (2Co.8:1-7) (Ro.15:26); y por los misioneros y obreros enviados para ser colaboradores de Pablo en la gran obra que llevaba a cabo. Algunos de esos colaboradores eran Gayo (Hch.19:29), Aristarco, Sopater (Hch.20:4) o Segundo, todos ellos macedonios. No cabe duda que esta entrega de los hermanos de Macedonia a la obra del Señor fue uno de los secretos de su crecimiento y modelo para otros lugares.

Este debe ser un modelo a seguir también en nuestro país, que dicho sea de paso, se ha caracterizado por su vocación misionera dentro del ámbito católico-romano.

 

  

IX.- EL DISCÍPULO Y EL SERVICIO

 

Podríamos decir  que hay dos reglas que miden la temperatura de un discípulo, una de ellas es el servicio a los demás, la otra es el amor (que veremos mas adelante). Estas dos reglas las une en una sola el apóstol Pablo cuando dice “...servios por amor los unos a los otros” (Gá.5:13)

 

El ejemplo de Jesús.

 

(Mr.10:45)  "El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos".

(Jn.13:2-17)  Les lava los pies a sus discípulos, un trabajo reservado para los esclavos de la casa, cuando recibían visitas. "Ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis".

(Lc.22:24-30)  "¿Cuál es el mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve?  ¿No es el que se sienta a la mesa?  Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve". Otra vez un trabajo para los esclavos.

(Mt.10:24,25)  "El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo mas que su señor.  Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su Señor".

El llamado al discipulado, es para servir a los demás, siguiendo el ejemplo del Maestro. Si no entendemos esto, no habremos entendido nada de lo que significa ser discípulo de Jesucristo. La iglesia en España necesita este sentir, no tanto el querer mandar, sino "siendo ejemplos..." 

(1 P.5:3).

 

 

X.-  EL DISCIPULO Y EL AMOR.

 

La otra regla que mencionábamos anteriormente para medir el discipulado es el amor. "En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros".  (Jn.13:35). Si somos discípulos que hasta damos nuestras vidas en sacrificio, pero no tenemos amor, nada somos.  (1 Co.13:1-3). El discípulo se entrega al servicio de su Señor por amor a Él.  Habiendo sido amado primero, ahora toda su vida es un servicio en amor.  (Gá.5:13).  Analicemos 1 Jn.4:7-21.

 

El amor en nosotros es un resultado del nuevo nacimiento.  (4:7).

El que vive en amor, conoce a Dios.  (4:7,8).

Dios nos amó y dio a Su Hijo.  (4:9-11)  (Jn.3:16).

Jesús nos amó y se entregó por nosotros.  (Ef.5:2)  (Gá.2:20).

Vivir en amor es permanecer en Dios.  (4:12,13)  (Jn.15:4-7).

Necesitamos conocer y creer el amor que Dios tiene con nosotros.  (4:16).

Vivir en amor es vivir sin temor.  (4:18).

El amor hacia Dios tiene un resultado: El amor al prójimo.  (4:20,21).

 

En 1 Jn.3:23 encontramos dos mandamientos de Dios para nosotros hoy:

 

  a)  Creer en el nombre de su Hijo Jesucristo.

b)         Que nos amemos unos a otros.

 

El orden aquí es importantísimo,  porque de nuestra fe y comunión con el Señor, nace el amor, la capacidad de amarnos (Ro.5:5). Al creer en Jesucristo, el Espíritu Santo viene a nosotros y con Él, el amor de Dios  (Ef.1:13,14). El discípulo del Señor se mueve,  actúa y vive por el amor a Dios y al prójimo.

 

 

APENDICE - CONCLUSION.

 

Después de todo lo dicho, podríamos llegar a la conclusión de que esto es imposible, que es una meta demasiado alta para la pequeñez e impotencia del ser humano.  Esto es verdad, sin embargo, lo que es imposible para el hombre, es posible para Dios.  (Mr.10:27).

 

Muchos grandes siervos y siervas de Dios se toparon con este "imposible" aparentemente.  Pero pusieron su fe en Dios y el milagro ocurrió: EL ESPIRITU SANTO. La capacidad de Dios para poder levar a cabo Sus propósitos está en el Consolador que Jesús dijo que vendría a nosotros. El Espíritu de Dios hizo posible lo imposible en los héroes de fe de la antigüedad, y lo hará posible también para nosotros en estos últimos días.

 

Ejemplos:

a)  Maria, la madre de Jesús.  (Lc.1:34-38).

"¿Cómo será esto? ..  El Espíritu Santo vendrá sobre ti".

b)  Nicodemo, el nacimiento de nuevo.  (Jn.3:3-9).

  "¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ...".

  "¿Cómo puede hacerse esto? ...".

  "Nacer del Espíritu..."  (Jn.3:5, 6,8).

c)  Cumplir el llamado de Dios.

"No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros”  (Jn.14:18).

 

"Recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo y me seréis testigos..." (Hch.1:8). "Y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y... hablaron con denuedo la palabra de Dios"  (Hch.4:31). "Sed llenos del Espíritu Santo" (Ef.5:18). "Andad en el Espíritu... vivir por el Espíritu"  (Gá.5:16,25).

 

El Señor mismo y su fuerza en nosotros nos capacitan para ejercer el discipulado.

 

"... Luchando según la potencia de Él, la cual actúa poderosamente en mi"  (Col.1:29)   "... Estoy con vosotros todos lo días..." (Mt.28:20)

"... Según el poder que actúa en nosotros". (Ef.3:20)

 

Dios da la capacidad de vivir en el DISCIPULADO a los que la quieren de verás.  El la ofrece a cada uno de nosotros.

 

España necesita discípulos capacitados para cambiar el modelo y esquema de nuestra sociedad. España está esperando ver la manifestación del Dios vivo a través de nuestro ejemplo vivo.

 

Dios hará Su obra en nuestro país a través de hombres y mujeres, que entran en las demandas del DISCIPULADO, entregando sus vidas por la causa del evangelio de nuestro glorioso Salvador y Señor Jesucristo.

 

  

PREGUNTAS:

 

 

1.-  Con qué otros nombres se les llama a los discípulos en el N.T.

 

2.-  Haz un breve análisis con las diferencias que distinguen a los dos tipos de discípulos que hemos mencionado.

 

3.-  Anota, con tus mismas palabras, ls demandas del discipulado que encontramos en Lc.14:25-33.

 

4.-  Haz un resumen de todo lo que sepas acerca del llamamiento as discipulado.

 

5.-  Hay tres actitudes que podemos tener al recibir el llamado de Dios.  Menciónalos y explica brevemente cada una de ellas.

 

6.-  Cómo explicarías el significado de la cruz en la vida del discípulo.

 

7.- Anota las razones que encuentras para tomar el comino de la cruz y el discipulado.

 

8.-   Anota la definición de lo que es la conciencia

 

9.-  De que manera se limpia la conciencia. Explícalo.

 

10.- Por qué crees que es importante la renovación de la mente.

 

11.- En Efesios 4:17 al 5:20 encontramos la nueva forma de hablar del creyente. Menciona lo que mas te llama la atención de este pasaje.

 

12.- De que manera la confesión es un arma contra el enemigo.

 

13.- Que hizo Pablo inmediatamente después de convertirse (Hch.9:20).

 

14.- Por qué crees que la respuesta anterior es importante al comienzo de la vida cristiana.

 

15.- Si seguimos el ejemplo de Pablo, ¿De que tres partes debe constar un testimonio de la conversión?.

 

16.- por qué crees que la evangelización es una parte de la armadura que Dios nos ha dado para vencer al maligno (Ef.6:15).

 

17.- Con qué tres tipos de personas compara Pablo al discípulo (2Co.9:24-27) (2Tim.2:3-6). Haz una analogía de cada uno de ellos.

 

18.- Que normas deben regular mi ofrenda a Dios (2Co.9:5-15).

 

19.- Explica dos de los principios que produjeron el crecimiento y multiplicación de las iglesias de Macedonia.

 

20.- Para llevar a cabo el llamado al disimulado, Dios pone a nuestro alcance la Fuente de capacitación y poder. ¿Cuál es?. Explícalo.

                                                

 

  

 

 

 


Hoy habia 19 visitantes¡Aqui en esta página!
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=