Adorando a Dios
Instituto Biblico POC
HOME
EL ORIGEN DE LA NAVIDAD
Páginas Amigas
Contacto
Radios Cristianas on Line
=> Noticias
GUERRA ESPIRITUAL
PASTORAL
ESTUDIOS BIBLICOS
EVANGELISMO
LA RESTAURACION
EL ESPIRITU SANTO
TV. CRISTIANA
Web Cristianas
Libro de visitantes
UNIDOS POR EL ESPIRITU
Biblia Reina Valera 1900
Reina V.1960
Estudios de la Biblia
Juegos
Más fotos
Descarga de Programas
Cuando Te sientas solo
Alex Campos
Doctrinas, Mensajes para todos
Semillas Reales
Título blogs
D.de Fe
Fono Ministerio
Contacto Iglesia Latina
Los Iluminatis,LaSecta (1ª parte)
Iluminatis,la Secta (2ªparte)
Películas
Salomón el reino dividido
REFLEXIONES
El matrimonio y Nuevo Casamiento
Diccionario
Temas en Blogs
Evangelismo dinámico
Radio on Line
Consejos
Facebook Jesús Nuestro Refugio
Título de la nueva página
Publicidad
La Fe
páginapoc
TEMAS DE IMPORTANCIA
EL CORSEL INDOMITO
Jesús pregunta quien es él
 


INSTITUTO BIBLICO CLASES
      



          BLOG ESTUDIOS


    Declaración de fe

http://www.semillasreales.es.tl/ESTUDIOS--BIBLICOS.htm
 

Noticias


                         
                                   
                      

 

Por eso, es importante conocer cuáles son las diferencias y las necesidades 
que hacen que 
estos ministerios estén estrechamente 
relacionados y sean parte de la restauración.

Es necesario recordar y tener claro que el ser 
humano está formado de cuerpo, alma y 
espíritu y las tres áreas trabajan en forma
 integral: Si un área está dañada, afectará negativamente las otras áreas.

Desde el punto de vista espiritual una 
persona poseída bajo el dominio de un 
espíritu maligno; manifestará también un comportamiento emocional trastornado y 
sufrirá en su cuerpo. Esta persona debe ser
 ministrada en oración de liberación de acuerdo 
al poder

Para que se dé la restauración es necesario 
que la persona sea ministrada en liberación
 y sanidad interior. Por lo tanto es necesario
 aclarar las diferencias de estos ministerios
 y la necesidad dentro de la restauración.

Dentro de la Iglesia Cristiana se desarrollan estos ministerios, 
pero muchas veces por desconocimiento, 
se cometen errores en la forma de ministración, y en lugar 
de traer 
paz y libertad a la persona que 
busca a Dios, confunden
que Jesucristo dio a su Iglesia 
(Lucas 10:19).

En esta acción las fuerzas del mal dejan 
de operar ante el Poder del Espíritu Santo 
en la oración y la palabra de Dios .El tiempo 
requerido para esto puede ser corto o instantáneo según la necesidad que se 
establece en la lucha espiritual.

Como la persona está bajo el dominio total de la opresión demoniaca, está
 imposibilitada a liberarse por sí solo; necesita de los siervos de Dios. Sin embargo es consciente de su situación y en su área emocional (alma) siente temor, angustia,
 vergüenza, ira. Los siervos deben ser discretos, sabios y 
operar en amor; no hacer de la ministración un espectáculo público porque esto 
afectará la 
imagen y concepto de la persona dentro de la congregación. Además, debe tenerse en cuenta 
que toda persona liberada debe continuar en el ministerio de sanidad interior para 
llevarlo a su restauración, pero... ¿qué es sanidad interior?.

Sanidad interior es el resultado, en el alma de la persona, de un proceso de renovación 
de su 
mente y corazón, que le trae paz interior, lo libera 
de los recuerdos dolorosos y le permite
 restaurar su vida presente de acuerdo a la
 voluntad y planes de Dios para su vida.

La sanidad interior abarca la curación de las emociones y sentimientos dañinos 
que traen depresión, ansiedad, angustia y falta de paz, debido 
a recuerdos dolorosos no sanados que distorsionan también los pensamientos
 y crea mentiras propias para justificar la experiencia o reprimirla.

A diferencia de la liberación demoniaca, en la sanidad interior la participación activa, 
decisión y perseverancia de la persona son indispensables y se requiere de un tiempo indefinido donde trabaja el Espíritu Santo, guiando, redarguyendo y revelando la 
verdad que hace libre (Juan 8:32).

Este es un proceso paulatino de "quitar el espino" y sembrar, en los pensamientos
 la palabra de Dios y en el corazón el amor perfecto de Dios.

La palabra para la mente enferma y el amor para el corazón herido lleno de odio y
 rencor a causa del dolor del pasado.

Todas las personas necesitamos sanidad interior porque todos estamos heridos, 
mas no todos necesitamos liberación demoníaca. Sin embargo, en ambos casos 
se pueden dar manifestaciones como ira, ansiedad, depresión, angustia pero no
 siempre son por causas espirituales. La mayoría de veces se debe a los frutos 
de los recuerdos dolorosos del pasado no resuelto, por tanto los siervos de Dios
 deben tener cuidado en la forma de ministrar.

En este aspecto se cometen muchos errores que empeoran la situación de la 
persona. Veamos los siguientes ejemplos:

Una persona que ha sufrido depresión por mucho tiempo, busca de Dios y es 
liberada de un espíritu de depresión. La persona regresa a casa y la depresión 
empeora. Entonces, siente que Dios la ha abandonado, que su última esperanza
 no existe, o que es indigna y hay pecado en su vida. Esta situación la hace caer en
 una depresión más profunda y pierde confianza en el poder de Dios. El problema 
es que esta persona necesita ser ministrada en sanidad interior y no liberación y 
guiarla hacia su restauración. Errores similares se producen cuando sé ministra
 liberación demoníaca a una persona que sufre de la enfermedad epilepsia.

Esta enfermedad presenta manifestaciones similares a las del muchacho del espíritu 
mudo

(Marcos 9:17-22): Se apodera de él, lo derriba, echa espumarajos, cruje los dientes
 y se va consumiendo. Se puede mencionar también el caso de personas con 
trastornos hormonales que manifiestan ansiedad severa o depresión por causas 
físicas.¿ Cuantos niños también no habrán sufrido traumas que en su edad adulta les impedirá confiar en el "Padre", o temerán se ministrados con la "sangre" de Cristo? ...
Porque en los recuerdos dolorosos la persona también crea imágenes que le 
causan temor y están distorsionadas de la realidad. Es lógico que todas estas 
personas necesitan ministración; pero no siempre se debe a que están poseídos 
por un espíritu inmundo. Por supuesto Satanás usa estas situaciones para oprimir a la persona, pero no es lo mismo opresión que posesión.

En conclusión toda persona que necesita liberación deberá tener un seguimiento de 
sanidad interior y restauración, pero no toda persona que necesita sanidad interior 
necesita ser ministrada como una persona endemoniada. Cualquiera que sea la 
situación, se debe recalcar en forma auténtica el amor de Dios, a través de los actos
 de los siervos de Dios que necesitan comprensión, sabiduría y sobre todo haber sido llamados por Dios a cada ministerio. Porque Dios al que llama, prepara, a través de su propia experiencia (2 Corintios 1:4).

¿POR QUÉ ALGUNAS PERSONAS NO SON RESTAURADAS AUNQUE ESTAN EN CRISTO JESUS?

Porque no se atreven a reconocer su propia responsabilidad por el temor y 
sentimientos de culpa. Prefieren achacar todo problema culpando a otros y 
cierran la puerta del corazón. Dios demanda una condición: que le abramos 
la puerta (que es la voluntad), creamos en El y le obedezcamos porque, El no 
obliga. El invita, El llama... El pide que le entreguemos las cargas y le sigamos...

"He aquí estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta yo 
entraré, cenaré con él y él conmigo" (Apocalipsis 3:20).

Jesús quiere entrar con su ministerio de salvación, liberación, sanidad interior, 
restauración.

Pero en cada área la persona debe abrirle la puerta 
por medio de la honestidad, humildad y fe.

 

 
                                                    EL MENSAJERO



   
 

 






Hoy habia 19 visitantes¡Aqui en esta página!
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=