Adorando a Dios
Instituto Biblico POC
HOME
EL ORIGEN DE LA NAVIDAD
Páginas Amigas
Contacto
Radios Cristianas on Line
GUERRA ESPIRITUAL
PASTORAL
=> Tema de la semana
=> Confesiones de Lutero
=> Lo emocional
=> El Temor
=> La violencia
=> Las Adicciones
=> Sanidad para el cuerpo
=> Hotmail
=> Noticias de interes
=> Declatacion de Fe
=> Palabra del día
=> Ayuda Pastoral
ESTUDIOS BIBLICOS
EVANGELISMO
LA RESTAURACION
EL ESPIRITU SANTO
TV. CRISTIANA
Web Cristianas
Libro de visitantes
UNIDOS POR EL ESPIRITU
Biblia Reina Valera 1900
Reina V.1960
Estudios de la Biblia
Juegos
Más fotos
Descarga de Programas
Cuando Te sientas solo
Alex Campos
Doctrinas, Mensajes para todos
Semillas Reales
Título blogs
D.de Fe
Fono Ministerio
Contacto Iglesia Latina
Los Iluminatis,LaSecta (1ª parte)
Iluminatis,la Secta (2ªparte)
Películas
Salomón el reino dividido
REFLEXIONES
El matrimonio y Nuevo Casamiento
Diccionario
Temas en Blogs
Evangelismo dinámico
Radio on Line
Consejos
Facebook Jesús Nuestro Refugio
Título de la nueva página
Publicidad
La Fe
páginapoc
TEMAS DE IMPORTANCIA
EL CORSEL INDOMITO
Jesús pregunta quien es él
 


INSTITUTO BIBLICO CLASES
      



          BLOG ESTUDIOS


    Declaración de fe

http://www.semillasreales.es.tl/ESTUDIOS--BIBLICOS.htm
 

Las Adicciones



ADICCIÓN Y RECUPERACIÓN

 

En cualquier sociedad entre el 10% y el 15% de la población son alcohólicos o adictos. En las Américas el problema existe en proporción epidémica. Estos enfermos tienen familiares. Entonces más de la mitad de la sociedad vive con el problema. Hoy en día está reconocida la adicción como una enfermedad. Obviamente el alcoholismo es una adicción al alcohol. En VENCEDORES, utilizamos una definición general de adicción porque no importa cuál sea la substancia o conducta en que se abusa; el proceso de adicción es el mismo en cada ser humano.

La Organización Mundial de la Salud dice "cuando el uso de una substancia causa daño en una área importante de la vida del individuo, este individuo es un dependiente químico." ("Dependiente químico" es otro nombre para un adicto o alcohólico.) Los familiares también sufren de una enfermedad que se llama codependencia. Una experta en el campo, Sharon Wegscheider-Cruce dice, "La codependencia es una adicción a una persona y sus problemas." [Taller sobre Hijos Adultos de Alcohólicos con Sharon Wegscheider-Cruce and Rokelle Lerner, Rocky Mountain Council on Alcoholism, Denver, Colo., Enero de 1984.] La codependencia es un complejo de conductas y actitudes problemáticas que una persona desarrolla para sobrevivir en una situación familiar de caos, como el alcoholismo. Cada alcohólico tiene por lo menos un codependiente en su vida. Ambas dependencias, la dependencia química propiamente y la codependencia, tienen las mismas características en común porque ambas son adicciones. (Véase pp. 5, 6, 13, 14)

Las dos características primordiales son obsesión y compulsión. Obsesión es la preocupación mental centrada en la substancia, relación, conducta o evento que es el enfoque de la adicción en particular. Por ejemplo, el adicto al trabajo piensa obsesivamente sobre las cosas que él necesita cumplir, y sus sentimientos de culpa lo empujan a tratar de lograr más. La compulsión es la conducta o el comportamiento que actúa en base de la obsesión mental. Las doce horas en la oficina del adicto al trabajo son la magnitud de la compulsión de su adicción.

La obsesión y la compulsión vienen de una hambre viciosa que se convierte en una pérdida de control en todas las áreas de la vida del alcohólico o adicto. Clásicamente el codependiente pierde el control de su propia vida por la preocupación obsesiva sobre la vida del alcohólico o adicto. Pero el síntoma más evidente y más peligroso de la adicción y la codependencia es la negación. La adicción es la única enfermedad que dice al enfermo que "no existe un problema." El alcohólico frecuentemente dice, "yo puedo dejar de beber cuando quiero." Y muchos alcohólicos han tenido muchos intentos sinceros de dejar de beber. El problema es que están viviendo en negación de la obsesión y compulsión de su enfermedad y que no saben cómo vivir sobrios.

Muchos cristianos también viven la trampa de la negación, pensando que el proceso de adicción no les toca. La enfermedad de adicción afecta toda la persona: física, mental, emocional y espiritualmente. Esta enfermedad espiritual está basada en la naturaleza del pecado que cada ser humano comparte. El proceso de adicción ocurre cuando nosotros tratamos de sustituir algo por nuestra necesidad de Dios. Podemos utilizar una relación, una substancia, aún un sistema, como la religión, como sustituto de nuestra necesidad espiritual. Por ejemplo, nosotros podemos practicar una religión compulsivamente, descuidando áreas importantes de nuestras vidas, como la familia, en lugar de tener una relación personal y viva con Jesucristo. Muchos cristianos no viven una vida de victoria como vencedores porque se sienten esclavos de sus adicciones y compulsiones. Ellos se preguntan en privado "¿Dónde está la vida abundante que la Biblia promete?" Nosotros vivimos en vergüenza y culpa y no compartimos estos sentimientos con los hermanos porque la iglesia está reforzando nuestra negación. La honestidad acerca de nuestras vidas ingobernables no concuerda muy bien con nuestra máscara cristiana. Hemos tratado de vivir la vida cristiana con nuestras propias fuerzas y recursos. Por eso, nos sentimos derrotados. Los Doce Pasos pueden proveer una salida. (Véase pp. e y f).

Cuando examinamos los Doce Pasos de Alcohólicos Anónimos y Al-Anon podemos ver claramente que ellos tienen su base bíblica. Bill Wilson, el fundador de Alcohólicos Anónimos, describió su conversión y camino a la sobriedad así: "Encontré al Dios de los predicadores." Él fue influido grandemente por el Grupo Oxford, que era un movimiento evangélico dedicado a recobrar el "cristianismo primitivo," y el Reverendo Sam Shoemaker, que era pastor episcopal y el líder de este grupo. Muchas de las ideas de los Doce Pasos salieron del curso de discipulado del Grupo Oxford. El doctor Bob, cofundador de Alcohólicos Anónimos, estuvo convencido sobre el énfasis cristiano de los Doce Pasos. Él tenía una lista de lecturas recomendadas para todos con quienes él trabajó en Alcohólicos Anónimos. En esta lista se encontraba la Biblia en general, especialmente el Sermón del Monte, el Padre Nuestro, el libro de Santiago y el capítulo trece de Primera a Corintios.[Dr. Robert Hemfelt, Dr. Richard Fowler, Dr. Frank Minirth, Dr. Paul Meier, The Path to Serenity (El Camino de la Serenidad)].

Los Doce Pasos son el tratamiento más exitoso en el mundo para la recuperación de las adicciones. Para familias alcohólicas y/o disfuncionales, los Doce Pasos pueden ser el curso de discipulado perfecto y específico para sus necesidades. Hemos visto que muchos de nosotros como cristianos compartimos el proceso de adicción en nuestras vidas. Los Doce Pasos pueden servirnos como un modelo de crecimiento en general, y un camino a la serenidad. Este movimiento está creciendo dinámicamente en las Américas, en parte porque todos pueden compartir de sus vidas en un ambiente de aceptación, comprensión y amor, sin el miedo de ser juzgados. ¿Por qué no recobramos estas cualidades del cuerpo de Cristo como iglesia suya? 

 


Hoy habia 19 visitantes¡Aqui en esta página!
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=